¡Transformemos Recursos Humanos en Bienestar Humano!

[Reinventemos no solo el título del área, sino toda la esencia y razón de ser]

Hoy me preguntaron, ¿Qué es más importante, trabajar bien o sentirse bien?

Esta pregunta sucedió mientras entrenaba la percepción emocional de un grupo de líderes y gestores de felicidad, y la respuesta que salió directamente de mi inconsciente fue: SENTIRTE BIEN, porque ese es el punto de inicio.

Hoy en día el colaborador es mucho más consciente de su propio bienestar, es un ser que proyecta su mundo personal e interior en cada tarea encomendada, derribando aquel mito que señala que “Se debe separar el trabajo de lo personal”.

Reinventar un área que durante décadas se ha concebido para cubrir las necesidades de los empleados de una manera muy funcional, cuyos esfuerzos se han enfocado en mantener la permanencia de los colaboradores, brindando los recursos que la empresa pudiera dar pero desde la perspectiva de la empresa y no del colaborador, es una reconexión con la esencia y la felicidad.

Los colaboradores durante mucho tiempo se sintieron un recurso, luego un capital y finalmente un talento, pero siempre algo funcional y utilitario para la empresa.

Hoy vemos que es el mismo ser humano el que está pidiéndole a las empresas que se enfoquen en él, que la organización gire en torno a cómo viven, cómo sienten, cómo hacen las cosas.

Tal vez en toda la historia de la relación colaborador-empresa la descripción más acertada para la labor del área de recursos humanos ha llegado a ser gestión de felicidad, pero no se puede llamarse así, porque la felicidad  no pertenece a la empresa, es propia de cada ser humano

Desde ese enfoque se debe transformar no solo el título del área, sino su esencia para que pueda percibirse con el brillo y el impacto que algunas tienen y otras pueden llegar a tener, es el área que  vela por el desarrollo de las personas como seres íntegros y felices, por eso creo que debería llamarse BIENESTAR HUMANO.

Dato: El 82% de los colaboradores de empresas mayores a 50 personas expresan emociones positivas frente a las palabras bienestar, evolución y empatía frente a un 7% que se mantiene en zona de confort cuando el área se llama Recursos humanos.

Comparto contigo 3 pasos para la transformación:

1.- Identificar e interpretar las emociones del colaborador frente a cada reto: De esta manera sabrás si está dispuesto a hacerlo, y si cuenta con las herramientas y la motivación suficiente para lograrlo.

2.- Comprometerse con generar la auto-empatía del colaborador antes que la empatía: Para que nos caiga bien alguien y podamos ponernos en sus zapatos, es necesario primero poder ponernos en los nuestros sin agredirnos y juzgarnos.

3.- Empoderar a  cada colaborador para que gestione su propia felicidad: Conectando su historia de vida con la esencia de la empresa.

¿Quieres enseñarles a tus líderes y colaboradores a descifrar por qué las personas hacen lo que hacen y sienten como sienten? ¿Quieres leer el comportamiento de la gente? ¿Imaginas como seria saber lo que las personas dirán antes que lo hagan?

Entonces este curso te va a interesar mucho. ¡Haz click aquí y descubre más!

Escrito por: Jorge Toledo-Chacón, CEO Insighter

(e) jorge@insighter.pe  | (t) @jtoledoch

At Insighter we are scientists who interpret Human Emotions through the reading of non verbal behaviour to reprogram the perception of people.

www.insighter.pe